GUITARRA ESPAÑOLA

Que la boca me sabe a sangre,

niña mía, cuando te escucho.

   Que ya no hay más músicas, contigo;

ni palabras que adornarte:

la boca me sabe a sangre.

   ¿De qué alma sale tu llanto?

No te engañes, viajero.

   Es aquel Dios mendigo

quien rasga tus adentros.

   Que te tiempla la sangre

y te saca los lamentos;

que te sangra la casta

y te llora los sueños.

   Abrazo de amor

para el ciego a la noche,

credo redentor del prisionero.

   Letanía del anciano,

lucero del peregrino.

   Hechizo del gentilhombre

que prende de las honduras

de tu cuerpo de mujer

que se llama soledad…

   Que no hay palabras, niña mía,

que la boca me sabe a sangre…

Photo by Jessica Lewis on Pexels.com

Publicado por docgracia

Investigador, ciclista y escritor...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: