Nuestro mejor futuro

La semana pasada tuve ocasión de participar como jurado de unos vídeos de divulgación científica dentro del Simposio Ciencia Joven, que organiza la Facultad de Ciencias y Tecnologías Químicas de Ciudad Real. En concreto, los videos pretendían mostrar durante tres minutos la labor que se realiza en Trabajos Fin de Grado, Trabajos Fin de Máster y en Doctorado. No se consideraba en este caso el contenido científico de los resultados, eso ya tiene otra valoración con premio incluido. Lo que se reconoce es la calidad a la hora de la divulgación, la originalidad (no exenta de rigor ni de resultados), la capacidad de enganchar, de llamar la atención como paso previo a esa misteriosa cosa que es la difusión de los resultados. Pero destinado a la sociedad real, no a cuatro casposos que leen revistas elitistas cuyo contenido poco o nada trasciende al pagano de a pie. Esas revistas que sirven para establecer el ranking también docente y que se supone que jamás están dominadas por lobbies equivalentes en ciencia a los de los negocios o la política. En absoluto, juas, juas.

Photo by Public Domain Pictures on Pexels.com

Pues participar como jurado me ha permitido reconciliarme con el género humano. He tenido ocasión de conocer gran parte de las líneas de investigación que desarrollamos en la facultad. Son fascinantes, estudios aplicados, no teóricos. Soluciones viables a problemas medioambientales, para eliminar residuos o aprovechar subproductos. Para darles uso combatiendo enfermedades como el cáncer o desarrollando nuevos materiales que permitirán desarrollar mejores fármacos o que los robots similares a los humanos sean una realidad. El futuro que soñamos y la labor lógica a la que destinar los dineros que todos hemos exigido en los tiempos de covid, ¿verdad? Pero eso no es nada. Lo auténticamente importante es la pasión con la que la gente hace y habla de su trabajo. Estos eslabones de la cadena de conocimiento y del desarrollo de la ciencia, los más nuevos, son los mejores. Los más altruistas, los más desinteresados, los más solidarios y los más comprometidos con lo que se hace para mejorar el mundo. Me descubro.

Con un par, amigos. Pero, además, está la labor de difusión a la que aludía. La mayor parte de esos 44 vídeos son impresionantes, y no hablo como profesor. Hablo como espectador, como masa social. Muchos de ellos no es que sean buenos, es que son de lo mejor que he visto en cualquier medio de comunicación.

Te cuentan una historia que conmueve, te enganchan y te dan una solución. Son brillantes. Al mejor nivel de las mejores cosas que ves por la tele. Algo por lo que por supuesto pagarías por ver en una plataforma, la prueba del algodón. Prueba superada con creces. Y con la gran reflexión dolorosa, la comparación con nosotros los viejos, o también llamados investigadores seniors. Las presentaciones no es ya que sean buenas, en que son mejores que cualquiera de las nuestras. Cualquiera de cualquier científico que haya visto en un congreso internacional de prestigio. Eso es bueno, muy bueno. Significa lo que significa. Que hay una generación que viene detrás de nosotros que más que empujar fuerte está arrasando. Que sois mejores que nosotros, que es lo que tiene que ser.

Este es a mi juicio el mayor tesoro que puede tener un país, por eso estoy absolutamente orgulloso de vosotros. Y por eso nuestra es la responsabilidad de apoyaros hasta el final, que es donde viene el problema. Que me fijo en vosotros y miro el otro extremo de la cadena y me pongo a llorar. No es posible que este enorme talento se desperdicie por falta de medios. Por poner un ejemplo, seguimos valorando las vacunas frente al COVID cuando tenemos en España al mejor experto, desarrollador de las dos vacunas previas en el 2002 y 2012 para los SARS I y II (la famosa Gripe Aviar va en el cajón), con un mísero presupuesto de cuatro millones de euros, que hace que la mejor vacuna no haya estado a punto a tiempo. Y no es culpa de él, que trabaja después de jubilado por amor al arte; bastante tiene con buscar fondos para su equipo. Es que compite con monstruos que dedican miles de millones. Pero es que somos mejores que ellos, y eso es lo que duele. Que no tengamos algo más de recursos. Posiciones estables, tranquilidad, algo de tranquilidad. Conciliación de la vida laboral y familiar. O por lo menos respeto y algo de consideración por la sociedad, que os aseguro que esto es un sacerdocio, algo vocacional de gente muy especial. De gente que no se rinde. Que cuando se marcha de España, os lo aseguro, es porque ya no puede más con su hambre. Y se marchan reclamados a los mejores sitios, pero con la cara mirando a este país y los ojos llenos de lágrimas.

Todos tenemos una responsabilidad. Vosotros la de no cambiar nunca, la de nunca rendiros. Nosotros la de exigir que vuestro futuro sea justo, con medios justos. Tanto en lo económico como en lo administrativo y social. A nuestra generación nos toca en el ámbito científico exigir y pasar miserias para que vosotros os podáis ubicar en el lugar que os corresponde. Del mismo modo que nuestros abuelos nos colocaron del tercer al primer mundo hace poco. Y os aseguro que es difícil, pero quiero pensar que tenemos que reclamar a punta de navaja si hace falta lo que consideramos imprescindible para vuestro futuro. A quien corresponda y de la forma que sea, porque ya no podemos desperdiciar una generación más. Debemos reclamar la importancia de lo que es la ciencia para salvar el futuro. Y si eso implica menos fútbol o menos dinero para estupideces, a lo mejor tenemos de enfrentarnos al mismísimo demonio. Habrá que hacerlo, nuestros abuelos así lo hicieron y vosotros os lo merecéis.

Publicado por docgracia

Investigador, ciclista y escritor...

Un comentario en “Nuestro mejor futuro

  1. Un artículo que reaviva la esperanza y da un lúcido toque de atención a quienes pueden tomar medidas para retener a nuestros talentos jóvenes. Ojalá no cayera en saco roto.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: